Prestaciones: Hermeticidad

Una barrera contra el aire, agua y contaminación

El PVC ha demostrado en multitud de ensayos su calidad frente a otros materiales (aluminio, madera, etc.), tanto por su nivel de impermeabilidad al aire, lluvia, como por su resistencia frente al viento y las cargas.

Por si esto no fuera suficiente, las esquinas de las ventanas de Kömmerling están soldadas y no pegadas, lo que ofrece una total estanqueidad al agua, al viento y a la contaminación. Los sistemas de perfiles Kömmerling se diseñan específicamente para garantizar un cierre estanco que no permita filtraciones, para ello no solo se utiliza la última tecnología sino que se realizan rigurosos ensayos y controles de calidad.

Estanqueidad al agua: La estanqueidad al agua de una carpintería cerrada se define como su capacidad para resistir la penetración de agua.

Todas las ventanas Kömmerling llevan el sello del Marcado CE y en el podemos ver los niveles obtenidos en ambos parámetros en los ensayos oficiales realizados en nuestras carpinterías. Estos ensayos se corroboran en laboratorios independientes de reconocido prestigio. Las ventanas Kömmerling obtienen las mejores clasificaciones según la clasificación oficial que marca la normativa europea vigente.